¿Conviene desaparecer la subcontratación?

En los últimos años en actividades económicas como minería, generación y distribución de electricidad; agua y gas; construcción, transporte, correos y almacenamiento, labora 9.8 por ciento del personal subcontratado.

Los 500 diputados y 128 senadores han invertido cientos de horas de trabajo y discusión en el Congreso para elaborar en la presente Legislatura 28 iniciativas de ley para regular la subcontratación en México.

Sobre la tercerización se ha dicho todo lo bueno y malo por parte de los sectores involucrados. Es un tema que levanta muchas pasiones y que no logra el consenso entre las empresas, las cúpulas empresariales, el gobierno federal, los sindicatos, el mundo académico y los legisladores.

Desde hace varias semanas el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que enviaría una iniciativa al Congreso para modificar la Ley Federal del Trabajo (LFT) y regular la subcontratación.

Hace dos días el titular del Ejecutivo desconoció el trabajo de meses realizado por los 628 legisladores, diputados y senadores de todas las fuerzas políticas, y anunció la desaparición del llamado también outsourcing.

En la academia, cámaras empresariales y partidos políticos opinan que “el Presidente le está cortando un brazo a la recuperación económica del país y la generación de empleos”, en vez de corregir las irregularidades o ilegalidades que existen en el outsourcing.

Les parece que en temas económicos está gobernando con ocurrencias y enviando un pésimo mensaje a la inversión nacional y extranjera que genera empleos productivos, cuando tendría que voltear a ver el trabajo hecho en el Congreso en los últimos años.

Tal vez López Obrador no sabe el peso específico que tiene la subcontratación en la economía mexicana y que los gobiernos federal, estatal y municipal son los principales clientes de la tercerización para su operación que calcula cientos de miles que no reciben seguridad social.

Hasta el último día de septiembre de este año, el Inegi informó que existían registrados ante el IMSS 19 millones 702 mil 192 puestos de trabajo.

Y según diversas fuentes, hay quienes aseguran que el número de mexicanos que están en el esquema de la subcontratación es de entre 4.7 millones y otros dicen que son casi 7 millones.

Un estudio del Instituto Mexicano para la Competitividad señala que la subcontratación está presente en todos los sectores económicos y en las 32 entidades del país.

Destacan en la industria automotriz de la frontera norte, maquiladoras, aeroespacial, turística y de servicios en general. Entre 2003 y 2013 la subcontratación creció de 6 a 14 por ciento.

En 2018 en el sector servicios 34.8 por ciento estaba bajo el régimen de subcontratación; en el comercio el porcentaje que estaba en el esquema de tercerización era de 30.5 por ciento, y en la industria manufacturera de 25 por ciento.

CONTINUAR LEYENDO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Darío Celis

Economía, Negocios, Finanzas y Panorama de la Política Actual